LA HISTORIA DE LA MONA “PRESUMIDA”

Reflexión: Esta es una historia de animales que nos hace pensar en sentimientos humanos que pueden resultar  “perjudiciales”, como la necesidad imperiosa de ser admirados. Pero el orgullo es complemento de la ignorancia. No olvidemos que aquel que es “demasiado pequeño, tiene un orgullo muy grande”. El orgullo es una forma de “egoísmo”, que suele terminar en “lágrimas”. Lo mismo ocurre con los seres humanos, que por envidia queremos “destruir a las demás personas”, pero al final de todo, las cosas se revierten y aflora el sufrimiento para quien lo hace, logrando al final la propia destrucción, esto quienes tienen experiencia en la vida ¡ lo saben! Y a los que están por experimentar esta situación, actuando con malevolencia y ventaja,  “tiempo al tiempo”. Y por ultimo, aunque la mona se vista de seda, ¡¡¡mona se queda!!!

 

Gracias por leer mi reflexión y cualquier comentario favor de hacerlo llegar a:   reflexionconarcelia@hotmail.com

 
 
 
 
 
 
 
 
 

Scroll To Top